Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Cuidado con los baratillos

Por: Abilio Abel González López Comunicador Social

Se acerca el día en que expresamos nuestro sentimiento de profunda admiración a la figura materna, y para esta fecha se ha vuelto toda una tradición la venta de artículos en rebajas o los populares baratillos.

Las palabras rebaja, liquidación, baratillo, encienden en el panameño una chispa de diferentes emociones, que sin duda alguna motiva a multitudes a acercarse al punto de atracción lo más pronto posible.

El consumidor no debe olvidar que esta práctica comercial es una forma de promocionar o potenciar las ventas como otra cualquiera, en la búsqueda de eliminar inventarios e incrementar las ventas de inventarios nuevos.

Publicidad

Es importante recordar que el consumidor tiene unos derechos durante las rebajas, que los comerciantes deben respetar y cumplir. En resumen, se entiende por venta especial o rebaja, aquellas en las cuales el precio habitual de un producto, durante un período concreto o en unas condiciones determinadas, sin que ello implique la alteración de las calidades o garantías del mismo. Es decir, se hace un descuento o disminución del precio que con carácter obligatorio, debe estar marcado en el producto expuesto al público.

La Ley 45 de 2007, en su artículo 64, establece claramente, que en este tipo de ventas especiales, cada artículo promovido deberá tener adherido el precio anterior, de los últimos tres meses y el nuevo precio especial de venta. También se debe señalar claramente, si la venta especial de los bienes o servicios del establecimiento es total o parcial.

Y de darse alguna venta de artículos nuevos con deficiencia de calidad o irregularidades de fabricación, y de usados o reconstruidos, se deberá informar claramente al consumidor de estas características, ya sea en los propios empaques del productos, en los contratos y fracturas respectivas, con la indicación de la duración de la garantía si existiera.

Toda venta especial tiene requisitos que cumplir, y para aprovecharlas sabiamente es necesario comparar precios y calidad en diferentes locales comerciales. Además, evítese problemas y nunca firme un contrato incompleto o que tenga espacios en blanco, léalo bien y sólo después de entenderlo y estar de acuerdo con lo que ahí se establece, entonces proceda a firmar. Y exija la factura o comprobante de pago al realizar cualquier compra.

Recuerde una vez más que en nuestro país no existe o no hay legislación sobre el derecho al retracto, la capacidad que tiene el consumidor de devolver o cambiar determinado producto, dentro de un período limitado de días, por algún pretexto o porque se arrepintió de esta compra. Aunque no está reglamentado, hay proveedores que voluntariamente aceptan devoluciones de productos, con ciertas restricciones propias, tales como aceptar canjes de lunes a viernes y los artículos deben estar en buenas condiciones y en sus empaques originales, entre otras reglas propias.

Si se le presenta cualquier inconveniente con las ofertas o baratillos, no dude reportar el caso a la línea gratuita 130, de la Acodeco.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title