Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Reconocen mano peluda de políticos e intereses económicos en la CSS

Por: Redacción Crítica -

La necesidad de un diálogo nacional en el que se establezcan las reformas necesarias para salvar la Caja de Seguro Social (CSS) y las pensiones de los futuros jubilados, fue planteada ayer por varios expertos y exdirectivos de la institución.

El tema fue analizado en el programa Debate Abierto Dominical, y los panelistas coincidieron en que la CSS está "grave". Aun así, se manejaron con mucha cautela en cuanto a la reciente revelación de un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) del 2015 en que recomienda a Panamá aumentar la edad de jubilación a entre 65 y 70 años.

Publicidad

El actuario Dino Mon explicó que las proyecciones del FMI señalan que para el año 2065, la población mayor de 65 años de edad representará un 25% de la población total del país, y que la mayor de 80 años será un 9%. Estas previsiones, asegura, demuestran que hay en curso un cambio demográfico que debe ser considerado.

Por su parte, el exdirector general de la CSS, Juan Jované, recalcó que es sabido que hay un "hueco" en los fondos de la entidad, pero que no se puede perder el tiempo viendo de qué tamaño es el hueco. "Hay que discutir el problema", expresó.

Jované insistió en que el incumplimiento de las leyes sociales por parte de un número plural de empleadores en el país ha hecho un enorme daño a la CSS, refiriéndose a la evasión, y la retención de cuotas a los trabajadores, además de un número no determinado de trabajadores que están empleados en empresas formales, sin haber sido contratados.

Agregó que el debate sobre la seguridad social del país debe ir casado con una discusión sobre planificación económica del país.

La discusión sobre el tema pasó al tema de la intromisión politiquera en la entidad. El politólogo Danilo Toro reconoció que hay una "injerencia deformante" de sectores políticos en la Caja, pero también una injerencia deformante de parte de sectores económicos, que resulta "agobiante".

Además, alertó de que a la hora de acordar las soluciones para la caja, hay que "políticamente repartir las cargas", para que no se produzca un choque social que afecte la gobernabilidad y la gobernanza.

Marianela Morales reconoció que, cuando era directora de la CSS, le pasó un "montón de veces" que diputados le condicionaron el voto para proyectos sobre la entidad, a la habilitación de ULAPS en sus circuitos, pero que la menos esas condiciones implicaban mejoras en la cobertura de salud para gente de esos circuitos, y que hoy en día, sectores políticos están exigiendo nombramientos para dar su voto, y que esto no se puede ya permitir.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content