Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

TE: no podemos cometer fraude

Araúz destacó "que hubo ciudadanos que firmaron 20 y 30 veces y a varios candidatos".

Por: Yorlenne Morales Crítica -

El Tribunal Electoral de Panamá reveló las cifras obtenidas por los tres candidatos presidenciales de libre postulación: Ana Matilde Gómez, Marco Ameglio y Ricardo Lombana, al tiempo que rechazó las acusaciones que advierten un posible fraude en los comicios de mayo.

Gómez logró 131 mil 415 firmas válidas; Ameglio, 115 mil 24 y Lombana con 108 mil 492.

Publicidad
Durante este proceso, participaron más de 1,288 personas y fueron depuradas más de 2.9 millones de firmas, de las cuales más de 1,241 fueron validadas.

 

LEE TAMBIÉN:  Ameglio: TE prepara fraude

Los magistrados del Tribunal Electoral advirtieron que todos los aspirantes deben presentar, a más tardar el 21 de enero, informes de ingresos y egresos, y de no presentarlos, sus candidaturas no serán reconocidas

  Unos 1,288 precandidatos presentaron 2.9 millones de firmas y en el caso de los 20 presidenciales se le validaron 609 mil 125 firmas. Arturo Chen Tenorio fue el que menos apoyo recibió: 24.

Para la alcaldía de Panamá, el exmandatario Ricardo Martinelli -a pesar de permanecer en El Renacer- logró el primer lugar con 31 mil 40 firmas.

El magistrado Heriberto Araúz afirmó que es imposible que haya fraude, porque “el Tribunal Electoral no cuenta los votos, el Tribunal Electoral no hace el escrutinio, el Tribunal Electoral no hace la proclamación, de quienes con los que ganan cada cargo de elección popular, eso lo hace el pueblo panameño”.

Además, alegó que en el proceso de validación de firmas la Dirección de Auditoría Interna verificó el trabajo llevado a cabo por la Dirección Nacional de Organización Electoral, lográndose una revisión importante de las firmas rechazadas a los principales precandidatos presidenciales.

  Sin embargo, se reconoció la necesidad de cambiar radicalmente el mecanismo de recolección de firmas para utilizar métodos biométricos de validación de la identidad de cada firmante, utilizando tecnología de punta, a fin de hacer el proceso más expedito y efectivo.

Araúz cuestionó que algunos precandidatos hicieran gran parte de su campaña basada en ataques contra el Tribunal Electoral, cuando no es atacando la imparcialidad, integridad y credibilidad, sino que se dependerá de los votos que emitan los electores el próximo 5 de mayo.

Rechazamos de manera categórica y enérgica las acusaciones formuladas al calor y la pasión que genera una competencia electoral, particularmente con el elevado rechazo de firmas que el proceso de validación puso en evidencia, incluidas la de difuntos, menores de edad y extranjeros, expresó Araúz.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title