Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Año de toma de conciencia

Por: -

Por Gabriela Arosemena Montenegro

Twitter: @Gabby_Aro

Ante todo, quisiera desearles un feliz año 2019 a todas esas personas que se toman el tiempo de leer mi columna semanal, este primer artículo del año quisiera dedicarlo a reflexionar sobre esas expectativas, metas y proyectos que siempre vienen con la renovación del calendario anual; este año 2019 es importante por muchas razones, más relevante a nivel colectivo es la venidera contienda electoral de mayo. A pocos meses de las elecciones generales nos encontramos en un momento de tempestad política, se ha perdido la credibilidad y las decepciones son el pan nuestro de cada día y este año es cuando llega el momento de utilizar la mayor herramienta que tenemos los ciudadanos en democracia: el voto.

Pero para optimizar dicha herramienta resulta de gran importancia que los ciudadanos sean conscientes socialmente, es decir, que gocen de esa anuencia a su entorno para que políticos inescrupulosos no se puedan aprovechar de situaciones (que ellos mismos crean) para hacer el canje desigual de cada quinquenio. Con nuestro voto hemos dado luz verde para que oportunistas se encaramen en posiciones de poder con el único propósito de satisfacer sus intereses mezquinos que distan de solventar las necesidades que tiene nuestro Panamá.

Se necesitan mejoras en los sistemas educativos, de salud, entre otros que no aguantarían otros cinco años de indiferencia; como ciudadana panameña me hiere profundamente ver cómo caemos fácil en el “show” mediático del momento y nos dejamos distraer de asuntos de mayor importancia; ahora más que nunca es mandatorio tener ese pensamiento crítico, no dejarse llevar por superficialidades, mucho menos por aquellas migajas que nos ofrecen a cambio del voto. Debe existir coherencia entre discurso y acciones, refiriéndome a que las palabras se las lleva el viento y las propuestas deben ir acompañadas de precedentes que las fundamenten.

Por la generación actual y las futuras es hora de un cambio de mentalidad al momento de pensar en las elecciones el “que hay pa’ mí” debe ser erradicado, aunque parezca la salida fácil del momento, es necesario tener luces largas y pensar en las repercusiones de nuestras decisiones tomando siempre en cuenta que construir el país que queremos se encuentra en nuestras manos.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content