Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Delitos contra el honor en redes sociales

Aneldo Arosemena Periodista y abogado

Conforme avanzamos hacia el año 2019, se radicalizan las posturas políticas en las distintas redes sociales, al punto que algunos cibernautas han reemplazado el debate respetuoso y de altura por el insulto y la diatriba infecunda, que en vez de iluminar oscurece la dialéctica del razonamiento con epítetos descalificantes.

Es importante que los usuarios de las redes sociales tengan presente que existen límites a la forma en que se expresan los conceptos que, si se traspasan, pueden ser constitutivos de delitos contra el honor.

Publicidad

La atribución falsa de conductas delictivas o las frases ofensivas de menosprecio a la honra personal, son definidas como delitos de calumnia e injuria, las que conllevan penas de prisión y días multas, con el agravante adicional cuando las mismas se realizan a través de los medios de comunicación social.

Las redes sociales no escapan a esta realidad, ya que existe la tecnología para ubicar, a través del código único de identificación de la computadora, conocido como IP, de qué aparato salió la frase injuriosa o calumniosa, lo que implicaría la formulación de cargos penales contra el propietario de dicho aparato.

Tampoco vale escudarse tras el anonimato, ya que indefectiblemente una prolija investigación de los informáticos del Ministerio Público, dará con la computadora y su propietario.

Hasta donde sabemos, son pocas las querellas penales de personas ofendidas por otros en redes sociales, pero no dudamos que conforme pasen los años, las mismas irán en aumento.

Además, no solamente tenemos la esfera penal, sino que el ofendido por un tuit injurioso o una públicación en Facebook, también puede accionar por la vía civil, en busca de un resarcimiento económico por daños inferidos.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title