Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Insistiendo sobre la mala praxis

Por: Por: Roberto Morelos Correo electrónico: [email protected] -

Cuando hablamos de mala praxis médica, queremos referirnos a indicar la mala gestión ya sea por acción u omisión en la prescripción de medicación o en una manipulación en el cuerpo en el paciente (en una operación, el cual ocasiona un daño a su integridad física y moral, el cual es resarcible por la vía del derecho.

No nos cansaremos de insistir en la necesidad de que se legisle sobre este tema, ya que a nivel local se han hecho serias denuncias sobre esto.

Publicidad

Para que se configure la mala praxis médica tiene que haber un nexo causal entre el daño producido y la acción u omisión del profesional médico, basado en la negligencia, impericia o inobservancia de los reglamentos.

Como se sabe, la obligación del médico es de medios, no de resultado, en el sentido de que no puede ni debe garantizar el resultado curativo de un tratamiento, pero lo que sí es inexcusable e incurre en responsabilidad es cuando en su tratamiento se advierten situaciones que provocan los resultados dañosos y que pudieran haberse evitado, si el profesional hubiese utilizado su “buen saber y entenderse”.

Es un hecho que la mala praxis ocasiona muertes, sufrimientos y mutilación, y estos casos muchas veces quedan impunes porque las víctimas y familiares caen en un ominoso silencio, producto del desconocimiento del tema.

Por ello, debe legislarse en torno al tema, por su carácter especialísimo, toda vez que la frontera entre un tratamiento fallido y uno negligente es muy sutil y tratándose de una vida humana, a los familiares de un paciente no le debe quedar duda alguna de que el facultativo hizo todo lo que pudo, según su experticia, experiencia y conocimiento, para salvar esa vida y que si no lo logró, fue por circunstancias ajenas a su voluntad.

Esa certeza de sensibilidad, entrega y humanización en el tratamiento médico no le devolverá la vida al paciente, pero al menos servirá de consuelo para saber que la autoridad sanitaria mostró interés y delicadeza en el tratamiento.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content