Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Daños en elevadores

El problema de las fluctuaciones de voltaje ha sido expuesto a la empresa eléctrica en varias ocasiones Fotos: Eric Ariel Montenegro

Eric Ariel Montenegro Panamá Oeste

El personal médico y pacientes que acuden a la policlínica Santiago Barraza, de Caja de Seguro Social (CSS) en La Chorrera, enfrentan problemas para movilizarse a los pisos superiores del dispensario debido a daños en los dos elevadores con que cuenta esta instalación.

Las mayores dificultades las enfrentan los adultos mayores y personas con capacidades especiales que a diario acuden a la policlínica.

Publicidad

Según indicaron varios pacientes, los cuales se valen de bastones para movilizarse y poder acceder a los pisos superiores, deben hacer paradas por algunos minutos en las escaleras.

En promedio a esta policlínica acuden no menos de 800 personas en búsqueda de atención médica.

Al respecto, el administrador de la policlínica, Juan Cedeño, indicó que ambos elevadores fueron afectados por las constantes fluctuaciones de voltaje que se registran en la zona, en donde se ubica el dispensario.

Según Cedeño, estas fluctuaciones afectaron los “variadores de frecuencia” de ambos elevadores. El primer variador sufrió daños a finales del año 2017.

Debido a que el hecho se registró para la fecha en que la CSS efectuaba su cierre presupuestario no se pudo realizar la compra del componente dañado.

Para finales del mes de enero del 2018 y a consecuencia de nuevas fluctuaciones de voltaje, el segundo de los elevadores, que se había mantenido operando, resultó averiado.

La institución se encuentra tramitando a través del Departamento de Compras la adquisición de las dos piezas electrónicas.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title