Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

¡Hablen sí quieren! La princesa de Noruega se enamoró de un chamán

Marta Luisa relató que encontró la felicidad en este hombre de 44 años.

Por: Redacción -

Sin importar el que dirán de su vida, la princesa Marta Luisa de Noruega de 47 años, hija de los Reyes Harald V y Sonia, confirmó en sus redes que se enamoró y está comprometida con un chamán.

LEA TAMBIÉN: Expo Tattoo Panamá 2019 le rinde homenaje a la pollera nacional

No elijo a mi hombre para satisfacer a ninguno de ustedes”, ha dicho en su cuenta de Instagram. Se ha conocido que su nuevo novio es su guía espiritual, el chamán californiano de origen noruego Durek Verret, de 44 años.

El novio de la princesa nórdica se define como “innovador evolutivo, líder del empoderamiento femenino y activista de los derechos humanos”. Durek sufrió un problema de salud con 30 años que le hizo estar clínicamente muerto. Tras superarlo, comenzó su carrera como líder espiritual y también como actor.

Publicidad

La princesa ha dicho: “Cuando encuentras a tu alma gemela, lo sabes. Y yo he tenido la suerte de haber conocido la mía. Me ha hecho darme cuenta de que el amor incondicional existe en este planeta...Me siento feliz y bendecida”.

Y él ha contestado: “Me siento libre cuando estoy con ella, libre de ser yo y de amar a una mujer que es una luz brillante de sabiduría, profunda gracia e inmensa belleza”.

Esto ha revolucionado las redes y han surgido comentarios a favor y otros en contra.

 

 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

 

 

 

 

 

 

 

 

When you meet your twin flame, you know. I have been lucky enough to have met mine. @shamandurek has changed my life, like he does with so many. He has made me realize that unconditional love actually exists here on this planet. He embraces all of me without question or fear. He makes me laugh more than anyone, has the most profound wisdom to share and all the bits in between from the diversity of his being. I feel so happy and blessed that he is my boyfriend. Thank you my love, for including me so generously into your family. I love you from this eternity to the next. And to those of you who feel the need to criticize: Hold your horses. It is not up to you to choose for me or to judge me. I don’t choose my man to satisfy any of you or the norms or boxes you have chosen in your mind for me to be in. I don’t thrive there, nor do I exist in your illusion about me. I choose from love. And that’s it. Shaman Durek is merely a man I love spending my time with and who fulfills me. So thank you for respecting my actions and my choice of partner. All I know at this moment is that we love each other and I am super happy. Have a wonderful, loving Sunday and Mother’s Day(for the USA)[email protected] #love #unconditionallove #newlove #boyfriend #inlove

Una publicación compartida de Princess Märtha Louise (@princessmarthalouise) el

12 May, 2019 a las 12:52 PDT

Según la información recogida por algunos medios, la pareja siente que se conocen desde hace muchos años, incluso el chamán les ha confesado que cree haber pertenecido a la realeza en su vida pasada.

"Durek cree que fue un rey en una vida pasada y que él y la princesa Marta fueron marido y mujer en múltiples vidas", aseguró uno de los amigos del chamán. "Enamorarse de una clienta fue lo último en lo que pensaba Shaman Durek. Pero su atracción mutua era inevitable. Los dos creen que se conocen desde hace muchas vidas y que en esta se supone que deben ayudar a sanar el mundo", aseguran otras amistades de la pareja.

 
Ya han hecho un negocio de su profesión

La princesa Marta Luisa de Noruega y su novio el chamán estadounidense, Durek Verret iniciarán este domingo una gira de conferencias por cuatro ciudades de Noruega bajo el título de “La princesa y el Chamán”, en la que pagando entradas que oscilan entre los 60 y los 130 euros los asistentes disfrutarán de un viaje "a los misterios de la vida" y contactarán "con su fuerza interior".

Sobre este noviazgo, la Casa Real se ha limitado a resaltar en un comunicado que la princesa solo tiene compromisos oficiales con la institución "en un grado menor" desde que renunció al título de alteza en 2002, que no recibe asignación pública desde 2001 y que es ella "quien toma las decisiones sobre sus actividades empresariales".

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content