Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Caen de edificios; todos extranjeros ¿Coincidencia?

Los cuatro casos ocurrieron entre el 12 de octubre y el 18 de noviembre. Una portuguesa, un canadiense y una chilena

Por: Redacción / Crítica -

Una corriente de suicidios o caídas accidentales han marcado el último mes y medio la ciudad de Panamá dejando dudas y preocupación entre nacionales y extranjeros.

Lo extraño del caso es que las cuatro personas, que supuestamente cayeron de los edificios han sido extranjeros. Hasta el momento no se ha logrado detectar nexos entre un caso y otro. La única relación de los dos últimos hechos es que ambos ocurrieron el mismo día. Uno en la mañana de este domingo 18 de noviembre y el otro, rayando las doce medianoche.

Publicidad
 

Muerte por un selfie

El primero hecho se registró el pasado 12 de octubre cuando Sandra Manuela Da Costa Macedo presuntamente cayó del piso 27 del edificio PH Luxor Tower, en el sector residencial de El Carmen. El hecho ocurrió a eso de las 11:30 de la mañana.

La noticia sobre su muerte corrió como pólvora, luego de que un video mostrara la caída libre de la mujer, después que se sentara en la baranda del balcón de su apartamento. Lo que más llamó la atención de este caso fue el hecho que su muerte se debió supuestamente en su intento de hacerse un selfie.

Esta hipótesis surge por el video filmado por un obrero de la construcción, a quien se le escucha decir que la mujer intentaba hacerse un selfie, perdió el equilibrió y cayó.

La mujer de 45 años era portuguesa, madre de dos hijos, ejercía como docente en Panamá y había logrado su residencia, luego de vivir muchos años en el país. Un día antes de su muerte, Da Costa había regresado a Panamá, luego de un viaje por España.

Vivía con sus perros

Cuando aún en la mente de los panameños se mantenían las imágenes de la mujer cayendo del edificio Luxor Tower, un hecho similar atrajo la atención en el país, el 29 de octubre,  sobre todo de quienes se encontraban cerca de los estacionamientos de la Caja de Ahorros, sucursal de Avenida Balboa.

El estruendo se escuchó al mediodía. El cuerpo de un hombre cayó sobre un auto, tipo sedán, de color blanco. El hombre vestía pantalones bermudas y zapatillas de marca.

Conforme pasaron los minutos, se conoció que la víctima era un canadiense, de 41 años de edad, quien vivía solo con su perro en un apartamento del piso 45, del edificio Sky.

¿Chilena se lanza?

Dos semanas después, ayer domingo, una mujer, de nacionalidad chilena y 54 años, falleció luego de caer de lo alto del edificio Infinity, ubicado en calle 73 San Francisco.

El cadáver terminó sobre el techo de la residencia 62, ubicada justo al lado del edificio.  Algunos testigos afirman que las mujer sufría de problemas depresivos, aunque eso no fue confirmado.

 

Cae del hotel

El último de los casos ocurrió solo unas 12 horas después de este domingo.  Un hombre, indentificado como Ismael Espinosa García, de nacionalidad nicaragüense, cayó de uno de los pisos de un hotel ubicado en el área bancaria.

La víctima se mantenía hospedado en el hotel. 

Se desconoce si estos hechos fueron accidentales o los cuatro extranjeros decidieron quitarse la vida. 

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content