Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Cáncer, un mal que sufren los animales domésticos

La enfermedad es tan imperceptible que no se logra detectar a simple vista cuando una mascota padece esta afección.

Cáncer en mascotas.

Por: Ana Quinchoa / Estudiante de Periodismo -

El cáncer es una de las enfermedades más dolorosas y terribles que pueden sufrir los animales, causándoles síntomas similares a las que padecen las personas que tienen esta afectación, como caída del pelo, pérdida del apetito, vómito, diarrea y debilidad muscular.

Esta dolencia ha ido en aumento a nivel mundial en los últimos años, y así se refleja en estudios que indican que el cáncer es el causante del 50 % de las muertes en los animales domésticos, según la Asociación Médica Americana (AVMA).

"La enfermedad no tiene cura; pero se pueden realizar tratamientos para ofrecerle una mejor calidad de vida a nuestras mascotas", menciona José Torres, presidente de la Asociación Panameña de Médicos Veterinarios.

El cáncer es tan imperceptible que no se logra detectar a simple vista cuando una mascota tiene esta enfermedad, ya que las personas tienden a confundir el cáncer con enfermedades venéreas. Hay casos en que, inclusive, la gente no sabe qué es cáncer, comenta el doctor: “El cáncer es un  tumor maligno, duro o ulceroso, que tiende a invadir y destruir los tejidos orgánicos circundantes", explica el veterinario. "Yo he tenido casos de animalitos que han respondido bien a los tratamientos, pero otros que lamentablemente no resisten", admite.

Publicidad

LEE TAMBIÉN: Panamá ya tiene su primer parque especializado para mascotas

Debido a que el cáncer no es detectable a simple vista, lo recomendable, comenta el especialista, es que las mascotas sean llevadas regularmente a sus citas médicas. “Es recomendable realizar una inspección general por cada cierto tiempo, como exámenes de orina, heces, y el examen anatómico, ya que este puede detectar una patología cancerígena”.

Torres compara la importancia de que el dueño lleve a su mascota al veterinario con la importancia de que un padre lleve a su hijo al médico: "Las mascotas son como niños, y los veterinarios son como los pediatras de ellos. Apenas que nacen los bebés, el primero que lo ve es el pediatra. El galeno empezará con un control de rutina, el cual mantendrá al pendiente al dueño del animal respecto a salud del paciente. Así mismo se trabaja con las mascotas. Son los únicos bebés que nunca dejan de ser niños, aunque sigan avanzando en edad".

La Sociedad de Veterinaria de Cáncer compartió una imagen con las principales señales de alarma para identificar si un animal tiene cáncer.

Tipos y tratamientos más frecuentes

Esta afección es más frecuente en algunas razas que en otras, debido a su sensibilidad de consanguinidad de la especie, pero principalmente le afecta al dóberman, seguido del rottweiler y las razas pequeñas.

Torres menciona que los tipos de cáncer más frecuentes en su consultorio son de tipo linfáticos, donde los ganglios tienden a inflamarse y se forma como una cadena, expandiéndose.

Los ganglios linfáticos se encargan de producir células inmunitarias que ayudan al cuerpo a combatir las infecciones, filtran el líquido linfático y eliminan material extraño, como bacterias y células cancerosas.

LEE TAMBIÉN: Historia de Ody, un perro que sufrió de cáncer a sus ocho años

Además del cáncer en los ganglios linfáticos, explica la también veterinaria Crissia Mendoza, otros tipos frecuentes en las mascotas son: De mama, generalmente más común en las hembras que no fueron esterilizadas a temprana edad; de piel, que pueden ser malignos si no se diagnostican a tiempo; mastocitomas, tumores de piel más comunes; carcinomas, tumores malignos que se forman a partir del tejido epitelial de los órganos; intrauterino, que se forma en los tejidos del cuello uterino; y en las glándulas anales, inflamaciones o infecciones en los sacos anales.

El cáncer en las mascotas se puede tratar de diferentes formas, desde cirugías para extirpar los tumores o tejidos alrededor de las áreas cancerosas, hasta procesos de quimioterapia oral o intravenosa de sustancias que actúan sobre las células afectadas. Comenta la doctora Mendoza que en otros países también existen tratamientos con radioterapia, pero en Panamá aún no están disponibles.

.

Contenido Premium: 
1
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content